Se acercan las vacaciones de navidad para los peques de la casa, por eso os quiero proponer algunas actividades que podéis realizar en casa con ellos:

-Galletas de Jengibre.

-Monigotes navideños.

-Cuentos.

GALLETAS DE JENGIBRE

Es una receta fácil de preparar para pasar un buen rato con los peques, pero lo más importante, disfrutareís de una merienda sana y deliciosa.

Ingredientes:

-270 gr de harina de espelta.

-70gr de panela

-1 cucharadita de jengibre molido.

-½ cucharadita de sal.

-½ cucharadita de canela molida.

-¼ de cucharadita de clavo molido.

-½ cucharadita de sal.

-50gr de bebida de avena.

-50gr de aceite de oliva virgen.

-50gr de sirope de agave.

 

Manos a la masa:

1-Mezclamos todos los ingredientes secos por un lado y todos los ingredientes líquidos por otro.

2-Incorporamos los ingredientes líquidos al bol de los ingredientes secos, amasamos hasta que queden bien mezclados y obtengamos una masa compacta. Si queda demasiado seca, podemos ir añadiendo poquito a poco más bebida vegetal. Si por el contrario, queda más líquida añadiremos más harina.

3-Una vez lista la masa, hacemos una pelota, la envolvemos en papel film y la metemos en la nevera durante 1 hora.

4-Sacamos la masa y la estiramos con un rodillo hasta que tenga el grosor de la punta de los dedos y encendemos el horno para que este caliente cuando metamos la masa de las galletas.

5-Cortamos la masa con las figuritas que tengamos o con cuchillo con la forma que queramos y las colocamos en la bandeja de horno, donde previamente habremos puesto papel de hornear.

6-Horneamos durante 10 minutos a 175º en la altura media del horno. Las sacamos y dejamos enfriar.

¡Listas para comer!

 

MONIGOTES NAVIDEÑOS

Los personajes navideños que he escogido son los Reyes Magos y Papa Noel.

El material que necesitamos es:

  • 4 rollos de papel higiénico
  • 4 bolas de poliespan
  • algodón
  • telas: tela de saco, retales que tengamos en casa, tela de raso….
  • ojitos de manualidades
  • fieltro de color amarillo
  • fieltro de color rojo
  • cartulina marrón
  • témperas de diferentes colores
  • cola blanca
  • cuerda de yute
  • pincel
  • tijeras
  • papel de periodico
  • lápiz

 

Comenzamos:

1- Decoramos los rollos de papel y las bolas de poliespan. Se pueden pintar con las manos, con pincel o echar pintura en una bandeja de plástico y hacer rodar los materiales. Una vez pintado todo, dejamos secar.

2-Cogemos cada bola de poliespan y la vamos decorando con los ojos, la boca y el pelo.

Para las barbas y el pelo de Melchor y papa Noel , utilizaremos algodón, mientras que en el caso de Gaspar, utilizaremos cartulina marrón.

3-Dibujaremos en el fieltro amarillo dos coronas y un cono para hacer el turbante de Baltasar. Las recortaremos y uniremos ambos extremos con cola blanca.

Recortaremos el cono y uniremos los lados de la base con cola blanca. El pico de arriba lo doblaremos hacia el interior, creando así el turbante.

4-Dibujaremos otro cono en el fieltro rojo, uniremos los lados de la base y en la punta colocaremos una bolita de algodón como pompón. Alrededor de la base del gorro pondremos cola blanca para decorar el gorro con una tira de algodón.

5-En cada rollo de papel ya pintado, pondremos tiras estrechas de tela simulando un fajín en el caso de los Reyes y un cinturón en el caso de Papá Noel.

6-A continuación haremos las capas.

Cortaremos las telas en rectángulos de 13 cm de largo x 10 cm de ancho. Rodearemos el rollo de papel con la tela y encajaremos por la parte de arriba del rollo unos centímetros de tela, para que no se caigan las capas.

7-Podemos hacerle un saco a Papá Noel con un cuadradito de tela anudado arriba con un trozo de cuerda.

 

CUENTOS DE NAVIDAD

Os quería recomendar dos libros relacionados con la Navidad, que explican el origen de esta festividad, de sus personajes clásicos, de sus recetas más típicas y de las distintas formas de celebrar y decorar que tienen los diferentes países del mundo.

  • Mi mundo ¡Navidad, navidad, dulce navidad!. Editorial: SM
  • Mi libro de la Navidad. Editorial: Edelvives.

 

¡FELIZ NAVIDAD!

 

fotografía newborn, fotografía creativa, fotografía infantil, natalia bonis

Sesión newborn

¿Como preparo una sesión newborn?

 

Lo primero es fijar una fecha durante tu embarazo calculando los días en que saldrás de cuentas, ya que lo ideal es realizar la sesión fotográfica durante los primeros diez días tras dar a luz. ¿Por qué? Porque es en este momento cuando el bebé será más fácil de manipular sin despertarlo y aun conserve la posición fetal. 

 

El día de la sesión fotográfica aconsejo:

  1. Realizar las fotos por la mañana, cuando el sueño es más profundo y el bebé tiene menos molestias.
  2. Traer al bebé con el pañal muy holgado, para evitar las marcas que producen los elásticos en la piel.
  3. Cuidar la puntualidad, para que el bebé tenga tiempo de acomodarse al nuevo espacio y se sienta más tranquilo.

 

Cuando lleguéis al estudio, lo encontraréis a una temperatura estable de entre 28 y 30º, además de un pequeño radiador que dará calor directamente al bebé mientras le arrulla el ruido blanco que habré preparado expresamente.

El pequeño reposará sobre un gran puff especial sobre el que prepararé distintos fondos de tela, atrezzo, vestuario…

 

La duración de la sesión newborn la suele marcar el estado de ánimo del bebé, pero la media suele estar en torno a las 3-4 horas, un tiempo que además de las fotografías, incluye los cambios de ropa, limpieza, lactancia…

 

Después de realizar una selección de las fotografías del shooting, editare las mismas con Lightroom y Photoshop para entregároslas de forma digital o impresa.

 

makingof sesión infantil-4723

Flujo de trabajo en sesión fotográfica

Me gustaría comenzar este blog hablándoos un poco de mi forma de trabajar.

 

El primer paso de toda sesión, es conoceros.

Si vamos a trabajar en el estudio, lo ideal es que vengáis a conocerlo antes para que el día de la sesión fotográfica nos sintamos todos más agusto y estéis más familiarizados con el plató (especialmente el/la niñ@).

Además de acceder al espacio donde realizaremos las fotos, podréis visitar nuestro segundo plató de luz natural, diseñado especialmente para recién nacidos, así como un camerino privado, donde disponer de un  espacio íntimo para amamantar o cambiar al bebé. 

 

Después de este primer contacto, es cuando me siento a planificar la sesión fotográfica: Encuadres, localizaciones, atrezzo, esquemas de iluminación … para que todo el shooting tenga un mismo hilo conductor y pueda contar una historia.

 

El día de la sesión llegaréis a un espacio climatizado y ambientado con música familiar, para que los peques se sientan lo más cómodos posible.

 

Una vez termine con las fotografías, empezará mi trabajo de postproducción.  Es en este momento cuando haré una cuidadosa selección y edición de las fotos que recibiréis en formato digital o impreso.

 

Espero que este pequeño artículo os haya servido para conocer mejor mi flujo trabajo.

Un saludo 🙂